Todos los años mayo, junio y julio son meses de intensa actividad en nuestro centro de recuperación. El final de la primavera y principio del verano es la época de cría de la mayoría de especies y coincide además con la estancia entre nosotros de los habituales migradores estivales. Todo ello trae consigo un considerable incremento de las poblaciones de fauna salvaje así como una mayor actividad de los animales, y esa explosión de vida para nosotros se traduce en una cosa: más trabajo.

Todos los equipos sin excepción, desde Rescate hasta Enfermería, pasando por Nursería, Cría, Administración, etc., tienen que redoblar esfuerzos para hacer frente a la avalancha que se nos viene encima en el intervalo de unas pocas semanas. El Equipo de Apadrinamientos no es una excepción, y tenemos que emplearlos a fondo para tratar de encontrar padrinos y madrinas a cada uno de nuestros pacientes del hospital, pequeños huérfanos y animales irrecuperables. Del éxito de nuestra misión depende en buena medida que sigamos teniendo recursos para atender a la siguiente hornada de animales que se encuentre en apuros y necesite nuestra ayuda.

Y lógicamente un mayor número de ingresos da lugar a su vez a un aumento en el número de liberaciones, con lo cual durante estas semanas raro es el día  en que no damos salida a varios de nuestros “huéspedes”. A modo de ejemplo os traemos un vídeo resumen de los días comprendidos entre el 6 y el 13 de julio, en los cuales ayudados por sus padrinos (aquellos que tenían la suerte de contar con él) hemos soltado un total de 44 animales.

Marcos, Soledad, Rafael, Alfonso, Rodrigo, Elia, Cristina, David, María Jesús, Alejandro, Virginia, Valeria y la Urbanización Pinar del Plantío liberaron un búho real, abubillas, halcones peregrinos, cárabos, cernícalos vulgares, … Pero todavía quedan en nuestro hospital otros muchos animales sin apadrinar: ratoneros, ardillas, cigüeñas blancas, milanos reales, erizos, ánades reales, cernícalos, picos picapinos, galápagos y un largo etcétera.

Visita nuestra web www.buscopadrino.org, apadrina uno de nuestros pacientes y apoya la labor de rehabilitación de la fauna silvestre que GREFA viene desarrollando desde hace 35 años.