Alinyá. Buitre negro 07/1129

150,00

La historia de la hermosa Alinyá es muy dura. Se trata de una hembra de buitre negro de aproximadamente 40 años de edad. A pesar de poder volar, tuvo que pasar más de 20 años en un zoo. Al llegar a Grefa, se le colocó un rastreador y pudo recobrar su libertad tras una vida en cautiverio. Pasados unos meses de su liberación, vimos que el rastreador no se movía del sitio, se encontraba inmóvil porque había recibido disparos de un cazador, tenía más de 100 perdigones en su cuerpo. Gracias a la atención recibida por el equipo de GREFA, Alinyá pudo seguir con vida, aunque ya no fue capaz de volar.

Apadrinándole ayudarás con sus gastos de mantenimiento y tratamientos.

Descripción

La historia de la hermosa Alinyá es muy dura. Se trata de una hembra de buitre negro de aproximadamente 40 años de edad. A pesar de poder volar, tuvo que pasar más de 20 años en un zoo. Al llegar a Grefa, se le colocó un rastreador y pudo recobrar su libertad tras una vida en cautiverio. Pasados unos meses de su liberación, vimos que el rastreador no se movía del sitio, se encontraba inmóvil porque había recibido disparos de un cazador, tenía más de 100 perdigones en su cuerpo. Gracias a la atención recibida por el equipo de GREFA, Alinyá pudo seguir con vida, aunque ya no fue capaz de volar.

El buitre negro es el ave de mayor envergadura de Europa pudiendo alcanzar los 3m. Su dieta es carroñera, por lo que su presencia en el ecosistema evita la transmisión de enfermedades. Esta especie se encuentra en estado vulnerable, por eso Grefa participa en el Proyecto Monachus, un proyecto de reintroducción del buitre negro.

Apadrinándole ayudarás con sus gastos de mantenimiento y tratamientos.