aguila-imperial_14-0029_001
aguilas-imperiales_pareja-educacion

Aínsa. Águila imperial 14/0029

150,00€

Aunque pueda parecer increíble esta hembra de águila imperial ibérica mostraba simultáneamente sobre su cuerpo los efectos de dos de las grandes lacras que recaen en la actualidad sobre nuestra fauna salvaje: electrocución y disparos. Y eso a pesar de tratarse de un ejemplar joven que apenas había tenido tiempo hasta entonces de iniciar lo que debía haber sido una larga vida en libertad … pero que quedó pronto truncada.

Descripción del producto

El animal fue encontrado gravemente herido en una finca de Ciudad Real y de allí trasladado al Centro de Recuperación “El Chaparrillo”, desde donde fue a su vez transferido a GREFA a principios de 2014. Había sufrido una electrocución que le dejó necrosada parte del ala izquierda, con exposición de huesos y rotura de tendones. Se le observó además una herida antigua en la extremidad posterior izquierda, pero sin duda lo que más sorprendió fue descubrir que aparte de las gravísimas heridas causadas por la electrocución esta joven águila imperial había sido también disparada. Así lo revelaron las radiografías que se le hicieron e igualmente lo pudieron comprobar a simple vista nuestros veterinarios al encontrar varios perdigones alojados bajo su piel.

Con semejante cuadro clínico lo más que se podía intentar era salvarle la vida, pero era del todo inevitable tener que amputarle el ala. En un largo proceso que duró cuatro meses y que incluyó dos complicadas cirugías de traumatología, innumerables curas y duros tratamientos se consiguió finalmente que cicatrizase un muñón donde antes había existido un ala que le permitía ser una de las aves más espectaculares en nuestros cielos.

Lamentablemente la amputación dejó a esta hembra convertida en un animal irrecuperable. Hoy en día comparte recinto con un macho de la misma especie en la instalación de grandes águilas de nuestro Centro de Educación Ambiental “Naturaleza Viva”, donde ambos muestran a los visitantes los efectos que causan sobre algunas de nuestras especies animales más amenazadas riesgos tales como las electrocuciones, las colisiones y los disparos.