Gracias a nuestro renovado proyecto de apadrinamiento denominado “Buscopadrino”, este domingo día 24 una madrina ha devuelto a la naturaleza a un cernícalo vulgar.  El apadrinamiento ha sido un emotivo regalo de su familia, haciendo de Buscopadrino una nueva forma de sorprender a familiares y amigos con un regalo original.

El cernícalo entró en Grefa el 20 de febrero debido a una trampa ilegal con pegamento, en la cual cayó de forma desafortunada. Debido a la imposibilidad de moverse, también sufría una fuerte deshidratación.

Durante el tiempo que ha permanecido en Grefa se le ha rehidratado y limpiado todo el pegamento que tenía en las plumas, hasta recuperarse por completo.

Para nosotros cada liberación es un momento muy especial, sumado al hecho de ver como todavía existen personas comprometidas con la naturaleza y que apoyan nuestra labor. ¡Gracias madrina!