Un año más tras el aluvión de ingresos en nuestro hospital, viene el aluvión de liberaciones, muchas de ellas con sus padrinos y madrinas que generosamente nos ayudan a recuperar y devolver a la naturaleza a miles de animales todos los años. Ayer, 26 de julio, fué el turno del cárabo “Nico” y su madrina Elena que pudo disfrutar al ver volar y marchar a la libertad a su pequeño ahijado.

Sirva esta liberación como agradecimiento a los padrinos y madrinas de GREFA que con su ayuda y amor a la naturaleza hacen posible nuestra labor de recuperación de la fauna.