Con tan solo catorce años, Sergio Ibarra se ha convertido en el primer padrino de nuestro “Proyecto Monachus de reintroducción del buitre negro en la Sierra de la Demanda”. Su aportación será destinada a la gestión de un Punto de Alimentación Específico (PAE) para el buitre negro, el quebrantahuesos, el alimoche, el milano real y el águila imperial en la zona de reintroducción seleccionada en la provincia de Burgos, que en poco tiempo podrá visitar junto a su familia.

Desde el mayor respeto con el que podamos expresar nuestro agradecimiento a todas aquellas personas que nos apoyan, tenemos que hacer en esta ocasión una mención muy especial a Sergio, un chico cuyo entusiasmo y generosidad nos conmueve y hace que nos sintamos realmente agradecidos. Desde que tenía once años, Sergio viene destinando el dinero que recauda en su original hucha a colaborar con GREFA a través del apadrinamiento de animales de nuestro hospital de fauna salvaje.

El pasado 20 de marzo Sergio cumplió catorce años. Esta vez ha sido el Proyecto Monachus lo que ha despertado el interés de este pequeño gran benefactor nuestro, por lo que ha decidido participar en esta iniciativa realizando una aportación que contribuirá a poner en marcha una de las acciones clave en la fijación de los buitres negros que serán liberados para su reintroducción en la Sierra de la Demanda: la gestión de un Punto de Alimentación Específico.

Sergio libera a un águila culebrera rehabilitada por GREFA y que él mismo apadrinó.

Sergio libera a un águila culebrera rehabilitada por GREFA y que él mismo apadrinó.

Nosotros también queremos contribuir a seguir motivando el interés de Sergio por nuestros proyectos, por lo que le recibiremos en Huerta de Arriba (Burgos) junto a su familia para visitar “in situ” la zona de reintroducción y, más concretamente, para ayudarnos en una de las jornadas en las que realicemos los aportes de alimento para el buitre negro y otras carroñeras. ¡Y es que la pasión de Sergio por la naturaleza no tiene límites!

Una lección ejemplar

Así es Sergio. A su corta edad, su inquietud le lleva a explorar cada detalle del medio que le rodea, a ser consciente de la problemática ambiental a la que se enfrenta nuestra fauna autóctona y a conocer los secretos de las especies sin discriminar la familia a la que pertenecen. Aunque hay que mencionar que su verdadera debilidad son las hormigas, habiendo expuesto su primera conferencia sobre estos insectos en TEDxYouth Madrid 2014 (puedes verlo en el siguiente enlace de Youtube: https://youtu.be/ZJ9SyBH7cbE)

Este acto de generosidad y sensibilidad por parte de un chico de catorce años nos da una lección ejemplar de la importancia que conlleva nuestra responsabilidad en preservar la naturaleza que nos queda para las próximas generaciones. ¡Gracias de todo corazón, Sergio!

No te pierdas el vídeo de Sergio donde nos explica por qué ha decidido colaborar con GREFA durante estos años.

¿Quieres saber más sobre Sergio? Entra en su web, donde podrás sorprenderte ante la inteligente visión de este niño hacia la naturaleza: www.sergioibarramellado.es