Apadrinamiento para empresas

El apadrinamiento es una forma de colaboración económica participativa a través de la cual GREFA sufraga parte de los gastos generados durante el proceso de rescate, tratamiento y rehabilitación de los animales salvajes atendidos en su centro. Así mismo, el apadrinamiento contribuye al desarrollo de programas educativos y múltiples proyectos de conservación a escala nacional e internacional.

Opciones de apadrinamiento para empresas

Apoya tu logo

Esta línea de colaboración está pensada expresamente para aquellas empresas cuyo logotipo es un animal. El destino de esas entidades está íntimamente ligado a la especie que las representa: a ella le deben parte de su éxito y con ella tienen ahora la oportunidad de…

Apoya un proyecto

GREFA trabaja en múltiples proyectos dirigidos a especies que se encuentran amenazadas y que precisan actuaciones concretas para la conservación y reforzamiento de sus poblaciones. Por medio de este apadrinamiento damos la oportunidad de participar en dichos proyectos a aquellas empresas que lo deseen, que de esta forma patrocinan la labor de GREFA al tiempo que se ven beneficiadas por la amplia repercusión que genera nuestra actividad.

Patrocina una instalación

Ubicado en el Monte del Pilar de Majadahonda, al Centro de Recuperación y Hospital de Fauna Salvaje de GREFA es uno de los más importantes de Europa. Esta labor puntera requiere la creación así como el mantenimiento en perfectas condiciones de diversas áreas y…

Programas específicos

El apadrinamiento de programas específicos es una forma de colaboración económica participativa a través de la cual las empresas sufragan parte de los gastos generados durante el proceso de rescate, tratamiento, rehabilitación o protección de los animales salvajes…

Apadrinamiento para empresas

El apadrinamiento es una forma de dar visibilidad a tu empresa colaborando en la protección de la fauna salvaje.

Y para quien quiera información de primera mano …

¡La historia contada por sus propios protagonistas, así lo ven nuestros buitres negros!